ADES: No somos una ONG delincuente, somos una nación soberana

El 8 de junio, frente al congreso canadiense, el presidente de la empresa minera Pacific Rim, Tom Shrake, atacó a ADES definiéndola como una “ONG delincuente con una larga y preocupante historia de violencia en contra de su empresa”. También afirmó que algunas “ONG pícaras utilizan la defensa del medioambiente como una herramienta para aumentar el costo político de una decisión minera”.

El Sr. Shrake olvida que la oposición a la minería metálica no es un asunto de “ciertas ONG delincuentes” sino de toda una nación. Sectores amplios y heterogéneos rechazan la explotación minera: la población salvadoreña (residente en el país y en el extranjero), organizaciones de la sociedad civil, gremios de salud, las Universidades, la Iglesia Católica y Protestante, representantes de los principales partidos de derecha (ARENA) y de izquierda (FMLN), la comunidad científica y lo más importante el Gobierno de El Salvador, legítimo y soberano, con su decisión de no conceder los permisos de explotación minera.

Contrariamente a lo expuesto por el Sr. Shrake, ADES es una organización comunitaria reconocida a nivel nacional e internacional por su trayectoria en la defensa de los Derechos Humanos. ADES rechaza la violencia en todas sus formas, promueve la información científica y el dialogo informado.

En cambio, los abusos cometidos por Pacific Rim en El Salvador han impactado la opinión pública internacional. Como afirmó el congresista canadiense John McKay, Pacific Rim ha causado “daños extraordinarios a la reputación de su empresa y la industria e incluso me atrevería a decir que la reputación de Canadá”.

El Sr. Shrake en su testimonio ante el Congreso de Canadá brinda varios argumentos que a criterio de conocedores sobre la temática abordada son cuestionables, a continuación nos referiremos a algunos de ellos.

A) El Sr. Shrake afirma que su “estrategia es explorar y desarrollar un cierto tipo de depósitos de oro llamado depósitos epitermales de baja sulfuración” es decir, alcalinos. Alega que El Dorado es uno de esos depósitos. Sin embargo, el estudio de la roca extraída de las vetas de El Dorado muestra que esta tiene una composición que incluye más de 40 elementos químicos, entre ellos se encuentran mercurio, plomo, arsénico, cadmio, etc.

Expertos en el tema señalan el riesgo inminente de que se produzca el drenaje ácido. Esto preocupa al Sr. Shrake y por ello sale a la defensa de su proyecto tratando de persuadir de que no habrá drenaje ácido de minas porque los depósitos son de baja sulfuración.

Partamos de que las teorías del Sr. Shrake son ciertas; no obstante, él sabe muy bien que, para capturar las partículas de oro y plata, es necesario moler la roca y aplicar cianuro, pero no puede evitar la liberación al ambiente de metales pesados que en ella se encuentran. Debería de explicar. ¿Cómo piensa resolver esta cuestión, Sr. Shrake? Usted no habla nada de eso. ¿Es usted conocedor de su oficio o por defender los intereses de su empresa omite información clave a las autoridades y ciudadanía de El Salvador?

B) Más adelante en su discurso, el Sr. Shrake se refiere a los acontecimientos de Santa Rita, nombre con el que identifica el distrito minero en el cantón La Trinidad. El referido señor desvincula a la empresa que preside de los problemas creados a la población de dicho lugar; sin embargo, le recordamos, Sr. Shrake, que el conflicto inició porque sus empleados ingresaron por la fuerza a terrenos privados, sin consentimiento de sus legítimos propietarios. Ese acto de agresión estuvo a punto de provocar incluso la muerte de una anciana propietaria, una mujer de más de 60 años de edad, quien después de las discusiones con sus técnicos sufrió una hemorragia cerebral. La empresa tendría que haber indemnizado a la víctima y no lo hizo; por el contrario emprendieron infinidad de demandas contra la familia afectada. Si sus empleados se comportaran como Mahatma Gandhi, como usted lo señala, no sucederían cosas tan crueles y desagradables, Sr. Shrake. ¿De que ética habla usted?

C) El presidente de Pacific Rim afirma que han “sido víctimas de una estrategia planificada de desinformación e intimidación”; sus palabras, Sr. Shrake, son una clara acusación que busca penalizar a una organización cuyo único interés es la defensa de los Derechos Humanos de la población salvadoreña, brindando información científica y promoviendo el diálogo informado.

Lo que es evidente en el discurso del Sr. Shrake es el uso de un lenguaje violento y una la clara desfiguración de los hechos, evitando así asumir responsabilidades frente al daño que hacen a la población indefensa del departamento de Cabañas, justificando así aplicar el viejo juego de que siendo verdugos se presentan ante la opinión publica nacional e internacional como víctimas.

No somos una “ONG delincuente”, somos una expresión popular con dignidad y claro sentido de autodeterminación Sr. Shrake, pero, sobre todo tenga presente, somos un pueblo, somos una nación soberana.

Sensuntepeque, 8 de julio de 2010

Asociación de Desarrollo Económico Social – ADES Santa Marta

Tel y Fax (503)2382–1082 y (503)2382 – 2253
Web: http://adessantamarta.codigosur.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>