Apancino: Una victoria a favor de la comunidad.

REDES

El conflicto generado en la comunidad Apancino, San Martín, a partir de la disputa por la administración del sistema de agua potable se ha transformado hacia un proceso con un descenlace favorable para toda la comunidad.

La comunidad Apancino inauguró en diciembre de 2011 un sistema de agua potable para abastecer a sus habitantes de este recurso; el sistema de agua fue el resultado del apoyo de la Fundación REDES, Oxfam y el trabajo de la comunidad que delegó a un comité la administración del sistema de agua comunitario.

Apartir de las elecciones municipales de 2012 el concejo municipal de San Martín a través de un proceso con poca transparencia y asambleas amañadas impuso una nueva Junta Directiva de DESCO y un nuevo comité de agua, desplazando a personas que habían venido trabajando por el derecho al agua y que todavía no cumplían con con su período legal.

El 2 de dicicmbre de 2012 la nueva directiva suspendió deliberadamente el servicio de agua potable, como una forma de presionar para que la junta de agua entregara completamente la administración de este recurso en la comunidad.

La respuesta de la junta de agua fue una acción de hecho: la toma del terreno donde se encuentra el pozo y tanque del sistema de agua.

Transcurrió una semana de tensión y conflictividad, surgieron amenazas a la vida, a la integridad física e insultos entre los habitantes de la misma comunidad; el efecto de la intervención de la Alcaldía Municipal de San Martín fue despertar división y conflicto, menospreciando la armonía, la unidad y el bienestar para toda la comunidad.

Sin embargo, la Comunidad Apancino dio muestras de madurez política y un paso importante hacia la autonomía comunitaria, firmando una acta que compromete a ambas partes a cesar el problema mediante la integración de un comité conjunto que administrará el sistema de agua.

La Fundación Salvadoreña para la Reconstrucción y el Desarrollo (REDES) hamediado en este conflicto desde el principio hasta el final, considerando que el beneficio del sistema de agua potable debe cubrir a todas y todos sin excepción.

Carlos Cotto, Director Ejecutivo de REDES, sostiene que “el papel de la Fundación ha contribuido a bajarle la escala al conflicto y desarrollar un proceso que busque un mayor entendimiento en la comunidad, en el que ellas puedan gestionar su propio sistema de agua, libre de presiones partidarias u otras instituciones externas”.

La Procuraduria para la Defensa de los Derechos Humanos también acompañó el proceso de conflicto con actitud conciliadora y garante de la integridad física de las personas de

Después de firmada el acta de entendimiento la Comunidad Apancino celebró con alegría y armonía el logro alcanzado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>