Declaratoria del foro: Análisis del Cambio Climático y Definición de Estrategias para Enfrentar sus Impactos

EL CLIMA ESTÁ CAMBIANDO, LA VIDA ESTÁ EN PELIGRO

El cambio climático es una realidad presente en nuestras comunidades, las inundaciones, altas temperaturas, sequías, migraciones y extinción de especies, incremento de plagas, salinización del suelo y fuentes de agua y el aumento de enfermedades, son algunos de los principales impactos que enfrentamos en el municipio de Jiquilisco.

El tejido productivo agrícola y en general la producción de alimentos está siendo fuertemente afectada y con tendencia a incrementarse, lo que aumenta la inseguridad alimentaria, reduce la soberanía y profundiza los niveles de pobreza.

Además, a este fenómeno se suman graves amenazas como el afán de lucro de empresas trasnacionales que a toda costa y sin importar la dignidad de las comunidades ni los derechos humanos continúan sobre explotando los pocos recursos naturales de nuestro país y en particular los de La Bahía de Jiquilisco con la implementación de un megaproyecto turístico que ha iniciado con la apropiación de tierras y la construcción de una carretera que cruza el corazón de la Península de San Juan del Gozo.

Estos proyectos traen consecuencias inmediatas como por ejemplo: el desalojo de comunidades campesinas que tradicionalmente han pertenecido a estos territorios quienes han convivido y aprovechado sosteniblemente los recursos, el alto grado de deforestación, principalmente de bosque salado y la contaminación del agua, del suelo y de la biodiversidad.

Los megaproyectos y el fenómeno de cambio climático se hacen posibles porque los sectores económicamente poderosos emplean estrategias que desarticulan el tejido social de las comunidades, y desaniman la lucha organizada.

También, desalienta la esperanza, los resultados estériles del proceso de negociación del clima en el marco de las Naciones Unidas, como lo sucedido en Cancún México, en donde predominó los intereses de las corporaciones y la clase política del mundo se alineó a este fin. Exceptuando al Presidente Evo Morales que mostró dignidad y valentía para defender los intereses de los pueblos. Por lo tanto la clase política del mundo no es digna de nuestra confianza.

Frente a esta realidad hay dos caminos posibles, tolerar este proceso de dominación de la naturaleza y explotación irracional de los recursos que genera consecuencias desastrosas para los más pobres del mundo o replantearnos una estrategia de lucha y sobrevivencia, basada en la soberanía, la sustentabilidad y solidaridad con la naturaleza y las personas.

Por esta razón más de 75 comunidades y 12 organizaciones sociales participantes del Foro: Análisis del Cambio Climático y Definición de Estrategias para Enfrentar sus Impactos, nos proponemos y comprometemos a fortalecer la lucha reivindicativa de forma organizada, sistemática, consistente y valiente, que implicará:

  • Defender nuestro territorio, hasta las últimas consecuencias, contra todos aquellos intereses que amenacen con despojarnos de nuestros escasos bienes, especialmente de la tierra.
  • Impulsar y mantener una fuerte campaña de movilización e incidencia ante instituciones gubernamentales para que impulsen políticas proactivas de mitigación del riesgo a desastres, incorporando el ámbito de la salud.
  • Promover la formulación y cumplimiento de ordenanzas municipales, sobre la protección de los recursos y prevención del riesgo a desastres.
  • Demandar una estrategia que aborde de manera integral la construcción y mantenimiento de obras de protección ante inundaciones tales como: bordas, drenos, dragado de ríos, calles de acceso, rutas de evacuación y centros de albergue.
  • Fortalecer los medios de vida autóctonos y rechazar el establecimiento de monocultivos, como caña de azúcar y otros para la producción de agrocombustibles.
  • Articular alianzas y potenciar el Movimiento de Afectados por El Cambio Climático, para que las víctimas hagamos escuchar nuestras voces.
  • Desarrollar un proceso de Soberanía Alimentaria, con enfoque agroecológico que implique la protección de nuestras semillas, la defensa de la tierra y la conservación de las fuentes de agua, para incrementar las capacidades de resiliencia comunitaria.
  • Impulsar procesos de sensibilización y educación sobre la prevención y mitigación del riesgo a desastres, especialmente con jóvenes y niños para generar valores sobre salud preventiva y protección del medio ambiente.

POR NUESTRA DIGNIDAD, SOBERANÍA Y SOBREVIVENCIA.
LAS COMUNIDADES ORGANIZADAS DE JIQUILISCO
PRESENTES EN LA LUCHA… HASTA EL FINAL

Comunidad El Ángel, Bajo Lempa Jiquilisco, 20 de mayo de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>