Foro Alternativo Mundial del Agua se pronuncia por una gestión pública y comunitaria del recurso hídrico.

REDES

Reunidas en Marsella, Francia, más de 5 mil personas integraron el Foro Alternativo Mundial del Agua (FAME 2012) el cual congregó a una gran cantidad de movimientos sociales, políticos, económicos y ambientales del mundo, bajo la bandera del “movimiento por la justicia del agua”, levantando la reivindicación del agua como un derecho humano universal y como un bien común de la humanidad y de la naturaleza.

Bajo la idea que el agua debe ser un bien común y no una mercancía, se celebró el reconocimiento que hicieran las Naciones Unidas del agua como un Derecho Humano (resolución 64/292) y la adopción de este principio en varias constituciones y leyes alrededor del mundo.

El Foro Alternativo, realizado de manera paralela al oficial Foro Mundial del Agua, consistió en la realización de más de 50 talleres de discusión, foros, muestra de cine, eventos culturales, movilizaciones públicas y plenarias, para el acuerdo de una resolución final que reivindica al agua con fuente de vida y no de lucro.

Grandes problemas relativos al agua fueron abordados a lo largo de varios talleres, como el problema de la minería a nivel mundial. El caso salvadoreño, poco conocido aún a nivel internacional, fue revelado por los participantes de El Salvador, en alguno de los foros.

“En El Salvador, en este momento, no tenemos directamente una explotación minera, sin embargo, hay dos grandes problemas que amenazan al agua: el que no exista una ley que prohíba la minería metálica y el hecho de que en la vecina Guatemala se esté explotando la minería y contaminando la cuenca de nuestro principal río, el río Lempa”, relató Carlos Cotto, director Ejecutivo de la Fundación REDES, quien participó en las deliberaciones del Foro Alternativo.

\“¿Por qué no nos unimos más, si las empresas mineras sí lo hacen?” .
(Carlos Cotto).

Al conocer otras experiencias de resistencia frente a la minería en países como Perú o Argentina, Cotto expresó su interés por que estos movimientos se unan para cobrar mayor fuerza en América Latina. “Los procesos, las luchas que han librado los pueblos, la resistencia organizada y los logros de los movimientos frente a la minería tienen mucho en común en los países latinoamericanos. Entonces, si tenemos tanto en común ¿por qué no nos unimos más, si las empresas mineras sí lo hacen?” cuestionó Cotto ante el pleno.

Junto a otros casos analizados, llamó la atención la gravedad de la situación en el Perú, donde en la Constitución se reconoce el concepto de “Servidumbre Minera” que consiste en la facilidad de desplazar “legalmente” a la población de un asentamiento cuando éste contenga minerales en el sub-suelo, moviéndolos a otro lugar y de esa forma explotar libremente los minerales.

Por su parte, Héctor Ávalos, representante de la Red Salvadoreña para la Protección del Agua y el Medio Ambiente (RESPRODAM), participante salvadoreño en el foro cuestionó el hecho de que en las discusiones no se estaba dando la suficiente importancia a las comunidades rurales. “Aquí se está hablando del asocio público-privado y del asocio público-público para la gestión del agua, pero ¿dónde quedan las comunidades rurales o los asocios público-comunitarios? En El Salvador, gran parte del abastecimiento de agua a nivel rural está gestionado por las mismas comunidades sin ningún apoyo del estado. Por lo tanto, las comunidades rurales deben ser tomadas en cuenta” señaló.

“En nuestra experiencia está demostrado que la gestión comunitaria es más efectiva y se gestiona a menor costo que la ejercida por el estado mismo y aún más que la ejercida por la gestión privada. La participación comunitaria, reduce los costos, el tiempo de reacción y hace transparente el uso de los fondos que son de la comunidad”, acotó Ávalos.

Algunos otros ejemplos positivos fueron presentados como el caso de la re-municipalización de los servicios de agua en el caso de Grenobles (Francia) y de Aguas del Huesna (Sevilla, España), casos en los que después de haber privatizado el agua y haber sufrido por parte de la población un deterioro del servicio y un incremento desmedido de las cuotas, el servicio de agua tuvo que hacerse nuevamente público (completa o parcialmente),logrando en poco tiempo mejorar la calidad del servicio y re-evaluar el monto de las cuotas que antes se cobraron cuando la gestión del recurso hídrico se hizo bajo un enfoque lucrativo.

Entre las propuestas que ocuparon varios espacios de discusión está la creación de un Tribunal o una Corte Penal Ambiental Internacional, que pueda juzgar casos de delitos ambientales a nivel internacional, cuando las instituciones nacionales de justicia los hagan pasar por alto. Sin embargo, esta apuesta es de muy largo plazo y requerirá la creación de tratados internacionales que consignen este tipo de delitos ambientales a nivel global.

La resolución que surgió como conclusión del Foro Alternativo Mundial del Agua, reza: “En respuesta a la creciente privatización del agua, nosotros: reivindicamos el agua como un elemento básico para toda forma de vida en el planeta y como un derecho humano fundamental e inalienable; insistimos que la solidaridad entre las presentes y futuras generaciones deberán ser garantizadas; rechazamos toda las formas de privatización del agua y declaramos que la gestión y control del agua debe ser pública, cooperativa, participativa, equitativa y sin fines de lucro; y hacemos un llamado por la gestión democrática y sustentable de los ecosistemas y por la preservación de la integridad del ciclo del agua y los derechos de los flujos de agua a través de la protección y la gestión adecuada en el uso humano de las cuencas y el medio ambiente. Asimismo, nos oponemos a modelo económico y financiero dominante que busca la privatización, comercialización y corporativización del agua pública y de los servicios de saneamiento”.

A través de dicha declaración se reafirma el derecho al agua para todas y todas: acceso sin condiciones en la cantidad necesaria para la vida como una responsabilidad colectiva. Se está en contra de la explotación industrial de los bienes naturales en todas sus formas, especialmente, la minería y la explotación de hidrocarburos como el gas y el petroleo.

“Hacemos un llamado a los gobiernos para unirse a nosotros en el rechazo a las falsas soluciones a la crisis global ambiental y financiera, como es la «economía verde». Estrategias de gran escala como las represas, las plantas nucleares, las plantaciones de agrocombustible y los monocultivos agrícolas, deterioran la calidad y cantidad del agua. Llamamos a los sistemas económicos que sirvan al objetivo comunitario de la salud humana y ambiental y no a la maximización del lucro individual”, reza la declaración. Éste aboga por que los recursos del estado se utilicen en los asocio público-público y público-comunitario en la prestación de los servicios.

Durante el foro se denunció la criminalización y represión violenta de las que son objeto las luchas sociales por el agua, y se reivindicó la memoria del mexicano Bernardo Vásquez Sánchez, quien luchaba contra las compañías mineras en México y fue asesinado el 15 de marzo de 2012, durante el Foro Alternativo Mundial del Agua.

La resolución cierra afirmando que “celebramos nuestros logros actuales y miramos hacia futuro buscando la colaboración continua a través de todos los países y continentes”.

—-

Puede descargar la declaración final del Foro haciendo click mas abajo.

Fuente: REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>