La Comunidad Apancino inaugura sistema de agua potable apta para el consumo

La comunidad Apancino se vistió de fiesta ante la inauguración del sistema de agua potable apta para consumo, que ya está beneficiando a 134 familias.

De las familias beneficiadas, existen 151 mujeres, 131 niñas, 119 hombres y 132 niños. Estas familias ya no tendrán que pagar entre $1 y $1.25 por barril de agua, que mensualmente representaba un gasto de entre 20 y 30 dólares por familia; ahora será la Junta de Agua de la comunidad, la que con su reglamento interno, se encargará de administrar el servicio de abastecimiento a la comunidad.

Este logro es el resultado de un proyecto financiado por Oxfam (una confederación internacional de 15 organizaciones que trabajan conjuntamente con socios y colaboradores en 98 países en la apuesta a un cambio sostenible) y ejecutado por el Programa de Infraestructura de la Fundación REDES, el proyecto fue impulsado para contribuir en la reparación de los daños ocasionados por la Tormenta Tropical Ida en octubre de 2009. El mismo proyecto incluyó también la rehabilitación de caminos comunales en San José Guayabal, Tonacatepeque, San Bartolomé Perulapía y Oratorio de Concepción.

La Comunidad Apancino se encuentra en la ribera del lago de Ilopango y pertenece al Municipio de San Martín, esta zona es propensa a las inundaciones en casos de lluvia excesiva, y resultó golpeada por el paso de la Tormenta Ida.

Karina Copen, Oficial de Programa Humanitario de Oxfam América, durante sus palabras a la comunidad beneficiada del proyecto, se refirió al acceso al agua potable como un derecho humano, y recordó que aunque su organización tiene su sede en Estados Unidos, los fondos para financiar los proyectos humanitarios provienen del pueblo organizado y no del gobierno de su país.

Rafael Garay, coordinador del Programa de Infraestructura en la Fundación Salvadoreña para la Reconstrucción y el Desarrollo (REDES), informó a la comunidad reunida, durante su intervención en el acto de inauguración del sistema de agua, acerca del origen de los fondos que propiciaron la obra que se estaba inaugurando. De acuerdo con Garay, Oxfam gestionó un fondo subvencionado de $52,810; estos fondos fueron utilizados en la compra y transporte de los materiales de construcción, la asistencia técnica, compra de equipo de bombeo, compra de hipoclorador, compra de subestación y parte del tendido eléctrico, el pago de los fontaneros y albañiles.

Según el Coordinador del Programa de Infraestructura en REDES, las familias beneficiadas aportaron la mano de obra para realizar las excavaciones y compactaciones de las zanjas para la tubería, la construcción de tanque de almacenamiento, la elaboración de cajas de control, la elaboración de cajas contador y el acarreo de materiales. Además la comunidad aportó en efectivo la cantidad de $16,300.00 colectados en muchos años de esfuerzo, este fondo fue invertido para complementar el pago de la empresa contratada para la perforación del pozo, para gastos del tendido eléctrico y el pago de derechos de conexión.

La fundación REDES proporcionó el diseño del proyecto, el cálculo hidráulico, los planos y presupuesto, además proporciono una contrapartida de $1,500 para pago complementario de la red para el suministro de energía eléctrica. Por su parte, la municipalidad aportó la cantidad de $18,200 utilizados para el pago a la empresa que realizó la perforación del pozo y para el pago de parte del costo para la introducción de la red de energía eléctrica.

Como un complemento OXFAM gestionó ante el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el programa “alimentos por trabajo”; de esta manera se logró que las familias pudieran trabajar fuertemente en el proyecto y a la vez, ayudar a los gastos de manutención familiar, facilitando que los trabajos donde se requería la participación de la comunidad se hicieran con celeridad.

Rafael Garay concluyó exhortando a la comunidad a trabajar de forma unida, “consoliden la organización que ya tienen, pues eso les va a permitir resolver el resto de problemas que la comunidad enfrenta”.

El acto de inauguración del nuevo sistema de agua potable fue convocado por la ADESCO de la comunidad, quien preparó cada detalle del evento, proyectando la alegría por el nuevo logro obtenido. La mesa de honor estuvo integrada por Miguel Angel Hernández, Presidente de la ADESCO; el Dr. Mario González, Alcalde de San Martín; Karina Copen y Rafael Garay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>