19/12/2016

icon Otra Economía ya es Posible

La economía solidaria es una alternativa a la economía capitalista que nace del seno de la sociedad, desde abajo y adentro, busca romper las relaciones de dominación del capital sobre el trabajo. Una definición conceptual y un relato de las experiencias impulsadas por REDES.

Más

06/06/2016

icon Versión Popular de la Ley de Soberanía Alimentaria

Material educativo en versión popular sobre la Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional que se publica con el objetivo de contribuir a un mayor conocimiento de los principales contenidos del anteproyecto de ley base.

Más

14/05/2015

icon Investigación: “Cultivando Semillas para la Seguridad Alimentaria en El Salvador”

La agricultura familiar y campesina tiene un papel importante en la producción de alimentos. Las barreras que existen de acceso a recursos productivos como tierra, agua, semillas, financiamiento y gestión son determinantes para acceder en igualdad de condiciones al mercado, siendo estas barreras más profundas para las mujeres.

Más

10/03/2015

icon Análisis del Plan de Agricultura Familiar y su presupuesto

Investigación de la Fundación REDES con el objetivo de evaluar el Plan de Agricultura Familiar y la situación de la agricultura familiar campesina, el presupuesto agrícola destinado a las y los pequeños agricultores, y el apoyo gubernamental a la Agricultura Familiar. Esta investigación ha sido posible gracias al apoyo de la Fundación Ford.

Más

09/04/2014

icon El derecho humano a la alimentación para las mujeres rurales

Descargue aquí la investigación “El derecho humano a la alimentación para las mujeres rurales y sus demandas aún incumplidas en El Salvador”. Esta investigación y su publicación han sido gracias al apoyo de la Fundación Ford y de la campaña Crece de Oxfam Internacional.

Más

La Fundación REDES es una organización comprometida en el acompañamiento de actores locales para apoyarles en el desarrollo de procesos socioeconómicos autogestionarios que contribuyan a la transformación de El Salvador.

Nuestra visión:

Ser una Institución con liderazgo en el acompañamiento de actores locales que desarrollen procesos socioeconómicos autogestionarios que transformen su realidad y a la sociedad salvadoreña.

Nuestra misión:

Fortalecer las capacidades organizativas y de incidencia de la población vulnerable y en situación de pobreza que busca mejorar su calidad de vida, acompañándole en el desarrollo de procesos integrales participativos, solidarios, justos y transparentes con equidad de género.

Nuestros Valores:

SOLIDARIDAD
JUSTICIA
TRANSPARENCIA

¿Cómo soñamos que sea nuestro país en el futuro?

En los territorios y comunidades donde anteriormente había una alta incidencia de vulnerabilidad, exclusión y pobreza, las organizaciones de base construyen de forma organizada el poder popular, impulsando transformaciones económicas, sociales, políticas, culturales y ambientales, como un nuevo modelo de autogestión y soberanía, respondiendo a las expectativas y necesidades humanas.

Las personas de las comunidades están educadas para la vida y formadas políticamente, conocen su historia, son sujetos activos, tienen una actitud crítica y reflexiva, practican valores de solidaridad y justicia, superan el consumismo, reducen su huella ambiental, trabajan en red a nivel local, nacional y transnacional, se ven como una parte del ecosistema y ejercen su poder participando en la toma de decisiones que les afectan a todos los niveles, involucrándose en el diagnóstico y desarrollo de soluciones para los problemas que enfrentan. Trabajan en red dentro de sus territorios y hacia afuera con otros territorios, impulsando la unidad en la acción.

Las personas en las comunidades conocen sus derechos, se empoderan de ellos, los ejercen y los reivindican local y nacionalmente. Estos incluyen el derecho a la vida y los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales, ambientales, de la mujer, de la niñez, de los adultos mayores y de las personas con discapacidad.

La juventud es un actor fundamental en la vida de los territorios. Están insertos(as) en todas las organizaciones y espacios de la vida económica, social, política y cultural. Encuentran oportunidades local y nacionalmente de estudiar, trabajar, recrearse y contribuir a las decisiones y soluciones a las problemáticas que les afectan a ellos y a la sociedad en general.

Las mujeres están concientizadas y empoderadas; ejercen su derecho a satisfacer necesidades básicas de tipo económico, social y ambiental, y defienden sus intereses estratégicos a la participación política, a una vida libre de violencia, a decidir por su propio cuerpo, a contar con las mismas oportunidades laborales y educativas que el resto de la población.

Las campesinas y campesinos, así como los habitantes de las ciudades, incluyendo a migrantes retornados, realizan actividades económicas y productivas colectivas, ejercen propiedad sobre los medios de producción, redistribuyen los excedentes de una manera solidaria, garantizan la soberanía y seguridad alimentaria y desincentivan la migración forzada. La producción agroecológica, la utilización de semillas nativas y el uso de conocimientos ancestrales se practica ampliamente en la cultura.

Los grupos productivos trabajan de forma asociada en la producción de alimentos nutritivos, les agregan valor y los intercambian formando cadenas que les permiten vender sus productos a precio justo en la economía local y fuera de ella. Los habitantes de la ciudad consumen y transforman productos del campo, organizan empresas colectivas, para proveer productos y servicios y los comercializan en redes solidarias de distribución, proporcionándole al campo algunos de los bienes y servicios que necesita.

La población rural y urbana goza de condiciones materiales de bienestar como vivienda digna, agua potable, servicios adecuados de salud y educación, sistemas de saneamiento ambiental, espacios públicos para la convivencia y la recreación, seguridad, infraestructura vial, etc.

Las personas están aprovechando racionalmente y protegiendo el entorno ambiental, reduciendo la vulnerabilidad de la población y educando a las nuevas generaciones en la protección del medio ambiente, en la gestión del riesgo, en la equidad de género, el trabajo colectivo y el liderazgo participativo.

Las autoridades locales y las instancias gubernamentales facilitan la participación ciudadana, la auditoría social y la rendición de cuentas; protegen los bienes naturales, promueven la equidad de género, impulsan la economía solidaria local e invierten recursos públicos de forma transparente para prestar los servicios básicos. Los recursos públicos se optimizan y no se derrochan en burocracia o en gastos inútiles.

¿Qué compromiso asume REDES?

REDES acompañará, apoyará y orientará a organizaciones de base en el proceso de construcción de poder popular con amplia participación en los distintos territorios de trabajo. REDES contará con una estructura de organización territorial, asegurando la cercanía y proximidad permanente de la institución con las organizaciones socias protagonistas, compartiendo con ellos la toma de decisiones y la optimización de los recursos a nivel territorial.

REDES acompañará procesos de educación popular integral, formación política, fortalecimiento de capacidades, de la organización de base y de su articulación, con mayor énfasis en la lucha por el derecho humano al agua y a la alimentación adecuada. Se impulsarán acciones de investigación, comunicación popular, recuperación de la memoria histórica, uso de tecnologías libres de información y comunicación, intercambio de saberes a nivel de base, asistencia técnica en procesos sociales, económicos y productivos, y apoyará los procesos de planificación, evaluación y seguimiento del trabajo de las organizaciones socias. Apoyará y facilitará alianzas con socios estratégicos para lograr estos fines.

REDES apoyará la conformación y fortalecimiento de la organización juvenil y de mujeres como uno de los pilares del poder popular, promoviendo su plena participación en toma de decisiones sobre sus propias acciones y apoyando sus iniciativas de educación, formación, producción, intercambio, recreación, arte y cultura, promoviendo su articulación con otras iniciativas dentro del proceso.

Se impulsarán iniciativas económicas y productivas de trabajo colectivo, solidarias e incluyentes basadas en la agroecología, la utilización de semillas nativas, el intercambio de saberes y prácticas ancestrales. Se impulsará la transformación de productos agregándoles valor y se promoverá la creación de redes socio-económicas de microempresas en el campo y la ciudad para el intercambio y la distribución de bienes, servicios y saberes, promoviendo la economía social. Se promoverá la creación fortalecimiento del trabajo en red a nivel transnacional.

Se promoverá el logro de niveles adecuados de producción, calidad y distribución que permitan garantizar la seguridad y soberanía alimentaria, así como la provisión de bienes y servicios de primera necesidad. REDES proveerá acciones efectivas para brindar acceso de estas iniciativas solidarias a servicios financieros y no financieros adecuados a sus necesidades. Las organizaciones de base productiva serán uno de los pilares del poder popular y ellas mismas tomarán decisiones sobre qué producir, cómo, cuándo y dónde, según sus propios intereses.

Se asegurará en todo nivel la aplicación del enfoque de género buscando la equidad en la distribución de poder entre hombres y mujeres, y del enfoque de gestión de riesgos para reducir vulnerabilidades y previniendo los factores que causan riesgo de todo tipo.

REDES impulsará estrategias para proporcionar servicios de construcción de vivienda, saneamiento, sistemas de agua potable e infraestructura social a las familias y localidades de más escasos recursos, mediante la identificación de la demanda de estos servicios en los territorios, en conjunto con las organizaciones de base como una contribución al fortalecimiento del poder popular.

REDES apoyará a las organizaciones socias en sus exigencias de rendición de cuentas, transparencia y participación en la toma de decisiones sobre los planes y presupuestos de inversión, aplicación de ordenanzas y políticas a nivel municipal. Apoyará a las Alcaldías Municipales para fortalecerlas en la prestación de servicios de su competencia.

REDES continuará trabajando en su territorialidad histórica, tratando de ampliar su acción con otras organizaciones que actúan en esas zonas y localidades aledañas, apostando por una presencia cercana y permanente. REDES podrá actuar fuera de esta territorialidad cuando se trate de la venta de servicios, como una forma de obtener recursos extras para el fortalecimiento institucional.