Mesa por la Soberanía Alimentaria realiza foro nacional: Desafíos para avanzar hacia la soberanía alimentaria en El Salvador.

REDES

El 3 de mayo de 2013 los diputados y diputadas de los partidos de derecha le negaron al pueblo salvadoreño el reconocimiento en el texto constitucional de los derechos humanos al agua y la alimentación.

Gracias a la lucha realizada por más de 200 organizaciones a nivel nacional, la Asamblea Legislativa llevó a la plenaria del 3 de mayo, el dictamen para votar por la ratificación de la reforma, aprobada en abril de 2012; sin embargo, faltaron 9 votos para obtener la mayoría calificada requerida para dicha ratificación.

Al foro asistieron las organizaciones de la Mesa por la Soberanía Alimentaria, quienes manifestaron su descontento por la falta de interés en el reconocimiento del agua y la alimentación como derechos fundamentales; una de las intervenciones orientaba hacia la necesidad de tomar las calles para propiciar relaciones de poder desde el pueblo, en función de alcanzar la concreción de las necesidades colectivas.

En el foro expuso Antonio Aguilar, Procurador Adjunto de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales sobre el marco jurídico para el reconocimiento del Derecho Humano a la alimentación adecuada; al respecto, el funcionario sostuvo que existen 3 etapas complementarias entre sí para obtener un marco jurídico adecuado de soberanía alimentaria: el reconocimiento constitucional, la construcción de una ley marco de Soberanía Alimentaria y la evaluación de todas las legislaciones sectoriales que pudieran estar vinculadas al derecho humano a la alimentación, con el fin de desarrollar una implementación adecuada de la misma.

El procurador adjunto sostuvo que la ley marco debe contar con un enfoque de derecho, que se rija por los compromisos nacionales e internacionales y los principios alrededor del derecho humano a la alimentación.
*
“Una mujer que tiene que lavar a mano necesita más calorías que una mujer que lo hace en lavadora”.*

Julia Evelyn Martínez, quien se dedica a la investigación económica, planteó el problema de la situación alimentaria en El Salvador, partiendo de la idea que el tema se convierte en un problema cuando los estados no asumen como derecho la alimentación adecuada (calidad, cantidad e inocuidad) para toda la población.

La economista afirma que no todas las personas requerirán la misma cantidad de alimentos en su dieta diaria, esto dependerá en gran medida de la actividad física que desempeñen, para el caso, “una mujer que tiene que lavar a mano necesita más calorías que una mujer que lo hace en lavadora”, sostuvo Julia Evelyn.

Julia Evelyn sostuvo que El derecho a la alimentación adecuada incluye también el derecho de las personas y comunidades a consumir alimentos propios de sus cultura y tradiciones; así como a cultivar y producir sus propios alimentos.

Por eso, la propuesta de la FAO de empezar a comer insectos como una forma de resolver el problema alimentario de los pobres no puede ser una propuesta aceptable para todas las culturas, afirmó Julia Evelyn.

Una política comercial, una política energética, una política tecnológica, una política del consumidor y una política de protección de salarios e ingresos considera la economista que deberían integrarse en una política pública de soberanía alimentaria.

Carlos Cotto, Director Ejecutivo de Fundación REDES afirmó que la Mesa por la Soberanía Alimentaria continuará exigiendo el reconocimiento del derecho humano al agua y a la alimentación en el texto constitucional, lamentando además la negativa de los parlamentarios que amarraron la ratificación de la reforma constitucional al art. 69 Cn. a otros temas que se encuentran distantes del debate en torno al derecho humano al agua y la alimentación.

En el espacio previsto para la intervención del público, que eran campesinos, campesinas, productores, productoras, artesanos, artesanas, jóvenes; fue tomado por una energía de lucha y de compromiso para seguir avanzando hacia la concreción del derecho humano a la alimentación, estas voces invitaron a tomar las calles como un espacio para ejercer el poder popular en vías de la exigencia del derecho humano.

Ana Iris Martínez, Oficial de Incidencia y Campaña de Oxfam, sostuvo que en el mundo 830 personas padecen hambre, donde las mujeres son siempre las más afectadas. “La alimentación y el agua deben tener un espacio en la agenda de país”, sostuvo con firmeza Ana Iris Martínez.

Amelia Urias, artesana de Monte San Juán, Cojutequeque, siempre tiene en su boca palabras esperanzadoras y motivadoras, sobre su intervención es mejor que la vea directamente haciendo play en el siguiente video.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>