Segundo informe de efectos en comunidades debido a tormeta tropical Agatha

REDES

2do. INFORME DE EFECTOS EN COMUNIDADES DEBIDO A TORMENTA TROPICAL AGATHA

31 Mayo 2010

Situación general

Desde el pasado 25 de mayo se conformó una Baja presión que se fortaleció, posicionándose y moviéndose muy lentamente adyacente a la costa pacífica entre Nicaragua y el golfo de Fonseca, asociada con la Zona de Convergencia Intertropical, muy activa frente a las costas pacificas de Centroamérica, el Sistema Nacional Estudios Territoriales (SNET) comenzó a darle seguimiento al desarrollo de este fenómeno meteorológico. La Dirección de Protección Civil de El Salvador, ante el incremento de las lluvias decretó la alerta verde a nivel nacional y a partir del miércoles 26 de mayo con el incremento de lluvias, el riesgo de deslizamientos e inundaciones aumentando se decretó alerta amarilla.

Para el jueves 27 de mayo, el fenómeno siguió desarrollándose, y la Baja Presión con 1007 milibares se localizó al Suroeste del Guatemala inmersa en la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT), la cual continuó influenciando Centroamérica. Estos sistemas desplazaron mucha humedad hacia Guatemala y El Salvador.

Hoy 31 de mayo, pese a la disminución de las lluvias se mantiene la alerta roja decretada en la madrugada del 30 de mayo, así como la declaratoria de estado de emergencia nacional.

Pronóstico del SNET

Durante este lunes 31 de mayo, los remanentes de AGATHA mantienen la Zona de Convergencia Intertropical activa frente a la costa de El Salvador, por lo que continúa el ingreso de humedad desde el Océano Pacífico hacia el país, además se esperan tormentas de débil a moderada intensidad, aisladamente fuertes, en los alrededores de de la cadena volcánica del país, la zona norte, el oriente, el centro y la franja costera del país.

Para el día martes 1 de junio: los remanentes de AGATHA ya se habrán disipado y la Zona de Convergencia Intertropical retornará gradualmente a su posición habitual, por tanto, las condiciones del tiempo en El Salvador retornarán con el flujo del este y del sur, asociado a la brisa marina.

El acumulado de precipitaciones durante la semana de lluvias fue de 600 mm (equivalentes a 600 litros por cada metro cuadrado de terreno).

Las descargas de la represa “15 de Septiembre” en la zona oriental, sector Bajo Lempa, alcanzaron un nivel máximo de 6,000 m³ x segundo y desde las 2 de la madrugada del día de hoy se redujo a 500 m³ x segundo. Esta situación elevo el número de evacuaciones en la zona a 12,000 personas, un promedio de 2,000 familias; de las comunidades inundadas; Babilonia, Las Arañas, Las Mesitas, Presidio Liberado, Marillo, Zamoran, Nueva Esperanza. Comunidades que no han sufrido inundación son: Octavio Ortiz, Amando López, La Canoa, Nuevo Amanecer, entre otras. Además, se han identificado 4 puntos de ruptura en la borda.

Existe un total de 330 afectaciones a nivel de infraestructura social y productiva, de acuerdo a datos del Ministerio de Obras Públicas, quienes tuvieron un total de 264 intervenciones directas, utilizando 75 máquinas. Los trabajos realizados en el desagüe del Lago de Ilopango, hacia el Río Jiboa fueron efectivos.
El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales a través de la Dirección General del Servicio Nacional de Estudios Territoriales, informa que las lluvias desde el día de ayer han incrementado la probabilidad de generarse deslizamientos en toda la cadena volcánica desde La Unión hasta Ahuachapán, así como al norte de los departamentos de Santa Ana y Chalatenango.

Acciones desarrolladas por REDES

  • Como parte del espacio “Mesa permanente para la gestión del riesgo” –MPGR-, nos mantenemos en contacto y coordinación desde el jueves 27 de mayo, para obtener la necesaria información para la actuación así como mantener el contacto con la Dirección de Protección Civil, los Gobiernos Municipales y las comunidades.
  • Internamente en REDES se ha iniciado de nuevo el protocolo para casos de contingencia, mediante el cual el personal se involucra a través de comisiones con trabajo muy definido, bajo la dirección del Centro de Gestión de Riesgos –CGR-.
  • También continuamos comunicándonos con los actores locales de diferentes municipios (gobiernos y liderazgos) para establecer con más precisión la calidad y cantidad de daños materiales.
  • Mantenemos la comunicación con las ONG y Agencias de cooperación, amigas/os de las comunidades en el exterior, en la medida que obtengamos mas información.

Como en todo evento de este tipo, ante la evacuación y organización de albergues, ya se hacen saber necesidades como: colchonetas, abrigo, artículos de higiene y alimentos.

Recomendaciones

  • Aunque en los albergues las personas están retornando a sus hogares, la Dirección de Protección Civil recomienda a las familias no hacerlo y además no transitar por las diferentes arterias del país de no ser necesario y que se acaten las medidas de seguridad pertinentes. Especialmente en las zonas que se mantiene el riesgo por desbordamiento de los ríos Paz, Lempa, Barrancones, Grande de San Miguel, Goascorán, Jiboa y Sumpúl.
  • Se recomienda a las personas que viven cerca de quebradas y laderas de fuerte pendiente en estas zonas o que se conducen por las carreteras, mantenerse atentas debido a la posibilidad de producirse deslizamientos de tierra, así como atender las recomendaciones que emita el Sistema Nacional de Protección Civil.

Reflexiones

  • Existen actitudes contrarias a la prevención en algunos gobiernos municipales que no han mostrado interes en preparar y constituir las “Comisiones Municipales de Protección Civil” de acuerdo a la ley respectiva y que tampoco han establecido coordinación con la Comisión Nacional de Protección Civil, poniendo así a las poblaciones de esos municipios en más riesgo del que ya tienen.
  • Muchas comunidades urbanas y rurales de varios municipios en los que la “Mesa permanente de gestión del riesgo” MPGR trabaja, han tenido importante papel como protagonistas locales de la prevención, ya que son ellas quienes primero reaccionan o no ante un evento extremo. Esto es el fruto de la voluntad de las personas que en años anteriores han sido capacitadas, y que cuentan con algunos planes de prevención.
  • Hasta hoy, la situación preventiva ha sido positivamente manejada en el ámbito nacional, desde la institucionalidad responsable de ello, pero aun hace falta mucho trabajo para lograr niveles aceptables de cultura preventiva en nuestro país, desde las personas y comunidades e instituciones privadas y públicas.

¡¡ Solidaridad desde la Comunidad!!

Elaboración Centro de Gestión de Riesgo
Fundación REDES
Miembro de la Mesa Permanente para la Gestión de Riesgos de El Salvador MPGR

Descargue el informe completo con tablas e ilustraciones haciendo click en el documento de abajo.

Fuente: REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>