Comités y Juntas de Agua de la región centroamericana acuerdan implementar plan de acción que busca fortalecer la lucha por la defensa del derecho humano al agua.

REDES

Las organizaciones comunitarias que en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua luchan permanentemente por la defensa del recurso hídrico, se reúnen anualmente en el Foro Regional de Juntas y Comités de Agua, con el objetivo de planificar las acciones conjuntas en vías del fortalecimiento del proceso de lucha reivindicativa por el líquido que ya es causa de conflicto.

En su ponencia sobre el contexto nacional e internacional del agua, Luis Orellana, quien es catedrático de biología en la Facultad Multidisciplinaria de San Vicente de la Universidad de El Salvador, sostuvo en el encuentro que una de cada seis personas carecen de un acceso regular al agua potable en el mundo, mientras mil100 millones no tienen acceso al agua potable; el experto agregó también que mil 400 millones no disponen de servicios de saneamiento adecuados y más de 2 millones de niños mueren al año por falta de acceso al agua potable a nivel global.

Las enfermedades vinculadas con el agua provocan la muerte de un niño o niña cada 8 segundos, y son la causa del 80% del total de las enfermedades y muertes en el mundo subdesarrollado. Orellana acotó que las principales causas de la escasez del vital líquido son el cambio climático, la contaminación y el consumo excesivo y administración irresponsable del mismo; de manera que dentro de 30 años la mitad de la población mundial podría padecer el problema de la escasez de agua.

Orellena vaticinó que para el año 2025 la demanda de agua seria en un 56% superior al suministro de ésta, por lo que desde ya, el agua es causa de conflicto geopolítico. “Quienes posean este valioso elemento para la vida, podrían ser blanco de un saqueo forzado por parte de quienes detentan el poder militar y económico en el mundo”, sentenció Luis Orellana en el espacio con las organizaciones populares.

De hecho, la presencia del ejército del Comandante del Ejército Sur de EE.UU. en la triple frontera (Brasil, Paraguay, Argentina), la declaración del Departamento de Estado y los rumores de que ahí habría terroristas tiene por objetivo el Control del Sistema Acuífero Guaraní (SAG), un verdadero océano de agua potable subterráneo que tiene allí su principal fuente de recarga; denunció Orellana.

Orellana refirió un informe elaborado en México por el experto en temas hídricos Gian Carlo Delgado, el cual advierte los planes de las principales potencias del mundo para privatizar el agua dulce, que en poco tiempo va a adquirir un nivel estratégico porque corre el riesgo de agotarse.
El informe señala que capitales estadounidenses, holandeses y alemanes desembolsaron 27 millones de dólares para estudiar y explorar las cuencas.

Por otro lado, orellana cuestionó que los gobiernos de todo el mundo están abdicando de su responsabilidad de tutela de los recursos naturales a favor de las empresas y no de los pueblos; y los organismos de financiamiento internacional como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) también actúan en la lógica de las grandes empresas en detrimento de los intereses de las mayorías a nivel mundial.

Luis Orellana acotó que “El Banco Mundial juega su papel fomentando las privatizaciones, prestando dinero para las reformas en el sistema de agua, invirtiendo y finalmente como juez en caso de los conflictos entre inversionistas y los Estados. Mientras poblaciones no tienen acceso a la salubridad, grandes corporaciones venden agua pura embotellada para subsanar. Entre 1970 y 2000 la venta del agua creció más de 80 veces. En 1979 se vendieron en el mundo mil millones de litros;en el año 2000, 84 mil millones. Las ganancias por agua fueron de 2.2 mil millones de dólares”.


El derecho humano al agua en El Salvador: un problema sin resolver

El Salvador es el país más densamente poblado del continente, con 324 habitantes por km2; con una tasa de deforestación de 4.6% y con un alto nivel de vulnerabilidad a los fenómenos socio naturales.

Luis Orellana sostiene que “el nivel de acceso a los servicios de agua continúa siendo bajo en comparación con los estándares regionales. El agua en sus diferentes espacios en que naturalmente se confina está altamente contaminada, gran parte de las aguas residuales se descargan en el ambiente sin ningún tratamiento. El Salvador posee el tercer lugar de 19 países de América Latina en desigualdad de acceso al agua; solamente el 44% de los hogares más pobres tiene acceso al agua y más del 49% de sus comunidades se encuentran en situación de vulnerabilidad”.

En este contexto de crisis hídrica, dentro de la crisis ambiental enmarcada en el cambio climático; las organizaciones populares reunidas en el Cuarto Encuentro Regional de Juntas y Comités de Agua, sostienen en su declaratoria, que la ausencia de leyes sobre la gestión de los recursos hídricos y las políticas neoliberales que sustentan una visión mercantilista de los recursos naturales estratégicos son la causa fundamental de la crisis ambiental.

Así mismo, demandan compromisos de los Estados de la región para defender los recursos naturales, a través de la aplicación y creación de marcos regulatorios para su administración y acceso de los pueblos.

En el encuentro, las organizaciones también denunciaron las intervenciones militares en África y el Medio Oriente, que persiguen el control de los recursos estratégicos, como el petróleo y el agua; así mismo, condenaron el Golpe de Estado en Honduras y las persecuciones y asesinatos de los líderes y lideresas del movimiento popular Hondureño. De igual manera, denunciaron las amenazas y atentados a la vida y al control del territorio de los y las habitantes de la Comunidad Santa Marta, en Cabañas, El Salvador y de los campesinos y campesinas indígenas de Guatemala que son saqueados , reprimidos, y asesinados constantemente en los territorios guatemaltecos por los cuerpos militares.

Las organizaciones sostienen en su declaratoria que, bajo la máscara de la lucha contra el narcotráfico, la principal potencia hegemónica del continente americano está instalando bases militares, con el fin de controlar los recursos naturales estratégicos de la región.

En el encuentro participaron de El Salvador RESPRODAM, REDES, ADEVAS, HDH; de Honduras participó Cáritas, Bloque Popular de Honduras y CONODA; de Nicaragua la Red CAPS, y SERJUS y CDROS de Guatemala.

(Escuchar declaración a la prensa de Abel Bernal, dirigente de la Coordinadora Nacional de Pueblos Originarios, sobre los Tratados de Libre Comercio)y descargue la declaratoria del Foro (abajo).

Fuente: REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>